Postoperatorio de la rinoplastia

La rinoplastia es una de las formas más comunes de cirugía plástica para fines estéticos. Para obtener los mejores resultados, debes llevar con mucho cuidado el proceso postoperatorio de la rinoplastia.

Con el estrés que se vive hoy en día, cualquier recuperación de una cirugía debe ser muy cuidadosa, pues esto implica que no se debe realizar ningún tipo de actividad física ni laboral, es por esto que se debe planificar tomando las medidas pertinentes para llevar a cabo un reposo al pie de la letra y así obtener los resultados deseados.

Postoperatorio de la rinoplastia

Tipos de rinoplastia

Existen dos tipos de rinoplastia. Estas son rinoplastia abierta y rinoplastia cerrada.

En la rinoplastia cerrada, el cirujano llega a los cartílagos o a la zona que desea trabajar por medio de los orificios nasales, este tipo de cirugía no deja marcas visibles.

En la rinoplastia abierta, el cirujano accede a la nariz realizando un corte en la columela para luego acceder al interior de la misma, esta modalidad permite solucionar problemas de mayor envergadura y una de las ventajas es que se consigue mayor acceso a cualquier zona.

El médico cirujano recomendara, según sea el caso, cuál de las dos será la que mejor se adapte al paciente.

Cuidado postoperatorio de la rinoplastia

Luego de la intervención, el paciente comienza a despertar de la anestesia. Es necesario tenerlo unas horas bajo observación, para asegurarse que no existe ninguna infección ni reacción a la anestesia.

Una vez en casa, es normal presentar sangrado durante dos o tres días, para ello utilice una gasa que se debe cambiar regularmente. Pero, si el sangrado es muy fuerte y constante, se debe acudir al médico, él realizara una evaluación para verificar que la recuperación va por buen camino.

Se colocara una especie de férula plástica, que es como un molde que mantendrá la nariz en la forma correcta y la protege en caso de algún problema. En otros casos se colocarán tapones, pero estos los retiran muy probablemente al día siguiente, la férula se usará por una semana aproximadamente, esta es muy importante para una recuperación exitosa.

Es recomendable colocar frío local debajo de los ojos y el entrecejo, los tres primeros días. También se puede colocar compresas de manzanilla, ya que es un antiinflamatorio natural, resulta de mucha utilidad los 10 primeros días, en intervalos de 30 minutos cada 3 horas. Al igual que el árnica, que es un medicamento homeopático, serán 5 globulitos cada 12 horas debajo de la legua por dos días.

Debe limpiar las líneas de sutura dentro de la nariz tres veces al día con peróxido de hidrógeno, luego aplique un poco de ungüento vaselina. Las puntadas dentro de la nariz son solubles y mantenerlas lubricadas ayuda a acelerar el proceso.

Efectos secundarios de una rinoplastia

Los efectos secundarios tras esta cirugía son:

Entumecimiento. Falta de movimiento u hormigueo.

Moretones. Sobretodo alrededor de los ojos. Esto puede variar en cada paciente, algunos pueden presentar moretones muy acentuados debajo por encima de los ojos, y otros moretones leves, generalmente desaparecen a los 10 días luego de la intervención.

Hinchazón. Es normal presentar un poco de hinchazón, debido a que los tejidos fueron movidos y remodelados, y se están adaptando a su nueva forma. Comienza a disminuir al tercer día, pero desaparecerá en no más de dos semanas. Aunque la inflamación durara al menos 6 meses, pero no será percibida por los demás.

Dolor. No deberá durar más de 24 horas, el cirujano recetará algún analgésico para calmar las molestias.

Depresión. No es raro que los pacientes pasen por un período de depresión leve en el postoperatorio de la rinoplastia. Generalmente ocurre la segunda semana después de la cirugía, mientras que la hinchazón y los moretones todavía persisten y, sin embargo, el paciente está ansioso por ver un resultado final. Concéntrese en seguir consecuentemente el cuidado de la herida, para ayudar a desviar su mente.

Acuda inmediatamente al médico si presenta algunos de los siguientes síntomas:

  • Fiebre superior a 38,5 °C
  • Hemorragia significativa que no puede ser controlada
  • Dolor que no se alivia con analgésicos
  • Secreción significativa de las fosas nasales después de las primeras 48 horas

Pasos a seguir para la recuperación exitosa luego de una rinoplastia.

No se debe realizar ningún tipo de actividad física intensa, durante los 10 ó 15 días posteriores a la intervención.

Al sentarse, hágalo verticalmente para ayudar a reducir la hinchazón. Se recomienda dormir boca arriba y semi sentado en los primeros días, así se evitara cualquier tipo de presión que comprometa la recuperación.

Evitar sacudirse la nariz, por lo menos las dos primeras semanas, pues esto puede provocar sangrado y no ayudara para nada a una buena cicatrización.

Protegerse del sol, recordemos que este puede acelerar el proceso inflamatorio habitual de cualquier intervención.

Trate de comer una dieta equilibrada para que su cuerpo reciba todos los nutrientes importantes que necesita en el período postoperatorio inmediato. Ingiera comidas ligeras en pequeñas porciones durante todo el día para minimizar la enfermedad.

La recuperación de una rinoplastia a veces resulta un poco molesta e incómoda, ya que la nariz es nuestro principal órgano para poder respirar. El vendaje y los cuidados los primeros días pueden resultar tediosos, pero son de vital importancia para un perfecto resultado.

¿Cuáles son las restricciones en el postoperatorio de la rinoplastia?

  • No levantar peso durante tres semanas
  • De ser posible evite los alimentos masticables duros durante dos semanas
  • No hacer ejercicio extenuante durante las primeras dos semanas
  • Evite el bostezar o abrir demasiado la boca durante dos semanas
  • Utilice un cepillo de dientes de cerdas suaves en los dientes superiores durante las primeras dos semanas, luego de la cirugía
  • Evite sonar la nariz u olfatear durante dos semanas
  • Abstenerse de ingerir bebidas alcohólicas durante la primera semana después de la cirugía.
  • Si no puede evitar estornudar, trate de hacerlo con la boca abierta para evitar la acumulación de presión.
  • No conducir vehículos durante dos semanas después de la cirugía
  • Evitar deportes de contacto por seis semanas

¿Vale la pena hacerse esta cirugía?

Definitivamente sí. Esta cirugía genera resultados extraordinarios si se tiene a un buen cirujano, con experiencia.

El tiempo del postoperatorio de la rinoplastia es a menudo menos de lo esperado y los resultados valen la pena. Se espera que la hinchazón desaparezca completamente entre cuatro y seis semanas, pero su curación continuará durante el primer año.

Postoperatorio de la rinoplastia
Califica este artículo
No Comments