Rinoplastia en mujeres

La rinoplastia en mujeres es un procedimiento quirúrgico orientado a la remodelación de la nariz femenina. Con este procedimiento se puede hacer la nariz: más grande o más pequeña, modificar su ángulo con respecto al labio superior, alterar la punta, corregir abultamientos, muescas u otros defectos de la misma.

Rinoplastia en mujeres

La rinoplastia en mujeres es el segundo procedimiento más popular en cirugía plástica, según la sociedad de cirujanos plásticos. En el informe anual de cirugía plástica, se informó que de un total de 217.124 rinoplastias 162.444 procedimientos fueron realizados en mujeres, mientras que solamente 54.680 se hicieron en hombres.

Candidata ideal para una rinoplastia

El 80% de las candidatas a una rinoplastia son mujeres que desean cambiar sus rasgos faciales, porque no están felices con la nariz de nacimiento. El restante 20% se quieren someter a este tipo de cirugía por sufrir de alguna lesión que les ha traído problemas de respiración.

Serás una buena candidata si cumples:

  • Optimo estado de salud
  • Has alcanzado la madurez facial
  • Tienes metas reales para mejorar tu apariencia
  • No eres fumador activo
  • Has aceptado los posibles riesgos

Generalmente las mujeres recurren a la rinoplastia cuando presenta algunos de estos perfiles:

  • La nariz luce desproporcionada con el rostro. Presenta un tamaño muy grande o muy pequeño
  • Tienen la nariz muy fina o por el contrario muy ancha
  • Buscan un tamaño ideal de sus fosas nasales
  • Imperfecciones en el puente de la nariz (prominente o con saltos)
  • Tienen inclinada hacia un lado (torcida)
  • El tabique se presenta desviado

¿Cuál es la edad ideal para la rinoplastia en mujeres?

Aunque cada vez más se hace popular entre las jóvenes,  se debe esperar hasta después del período del desarrollo o crecimiento adolescente. Este período se produce normalmente entre las edades de 14 a 15 años para las niñas. Para los niños es algo más tarde.

La edad más propicia para la rinoplastia en mujeres está entre 16 y 19 años, según recomendación de los cirujanos. Ellos estiman que el cuerpo debe terminar su ciclo de desarrollo y esperar el momento en que la nariz deje de crecer para obtener mejores resultados.

Es importante que la decisión de la mujer de someterse a esta intervención sea para resolver un problema estético y no esté influenciada por presión de amigos o familiares.

Pero no basta con tomar la decisión de hacerse la rinoplastia, también se debe tomar en cuenta las recomendaciones del médico cirujano. Éste determinará si los resultados esperados son posibles.

¿Qué sucede durante una rinoplastia en mujeres?

Durante el procedimiento de cirugía de nariz en mujeres, el cirujano realiza incisiones para acceder al cartílago y a los huesos que soportan la nariz. Estas incisiones por lo general se realizan en el interior de la nariz, por lo que no son visibles una vez terminada la cirugía.

En función de los resultados deseados, algunos huesos y cartílago se pueden eliminar o también se puede agregar más tejido, ya sea tomándolo de otra parte del cuerpo o utilizando relleno sintético.

Después de que el cirujano ha remodelado el hueso y el cartílago, la piel y el tejido se recubren sobre la estructura de la nariz. A continuación se coloca una férula en el exterior de la nariz, con la intensión de brindar soporte a la nueva forma de la nariz conforme sana completamente. También es importante mencionar, que para la rinoplastia en mujeres se puede utilizar tanto anestesia general como anestesia local.

Generalmente esta cirugía de la nariz en mujeres se realiza como un procedimiento ambulatorio, sin embargo, en ocasiones requiere de una noche en el hospital o en el centro quirúrgico.

¿Cuáles son las expectativas después de la rinoplastia?

Tanto la férula como el vendaje alrededor de la nariz se retiran en aproximadamente una semana. En ese momento, la cara se siente hinchada y el área alrededor de los ojos y la nariz, permanece magullada durante varios días. Se recomienda el uso de compresas frías para ayudar a minimizar la hinchazón, así como para aliviar el dolor.

El cirujano también puede recomendar medicamentos para tratar el dolor, sin embargo es importante estar conscientes que se tarda aproximadamente de 10 a 14 días, antes de que la mayor parte de la hinchazón y los moretones mejoren.

Es posible que el médico sugiera mantener la cabeza elevada y relativamente inmóvil durante los primeros días luego de la cirugía. De hecho, pueden pasar varias semanas antes de que el paciente pueda regresar a sus actividades habituales.

¿Por qué las mujeres recurren a la rinoplastia?

La rinoplastia en mujeres puede cambiar tanto el tamaño como la forma y el ángulo de la nariz, así como colocarla en una mejor posición con respecto al resto de la cara. Esta cirugía no solamente está indicada para cuando se quiere mejorar la apariencia estética, también puede corregir problemas estructurales de la nariz que ocasiones problemas de congestión y dificultades para respirar.

Las mujeres prefieren rasgos faciales suaves, en especial para sus narices. La rinoplastia en mujeres persigue una nariz más estrecha, menos prominente y con contornos redondeados. Generalmente, las mujeres piden a quitar la joroba dorsal (el hueso y el cartílago que se forma en la parte superior de la nariz), con el fin de obtener una nariz más femenina.

¿Qué tan bien funciona?

En cuanto a los resultados de la rinoplastia, estos pueden ser menores o significativos en función del tipo de corrección que se desee obtener. En este punto es muy importante que el paciente y el cirujano estén de acuerdo en cuanto a los objetivos que se desean conseguir con la cirugía. Si los objetivos son realistas, lo más seguro es que se consigan los resultados que se quieren.

También hay que decir que los resultados de la rinoplastia son permanentes, aunque una lesión o golpe posterior a la cirugía, pueden alterar la apariencia de la nariz.

Rinoplastia en mujeres
Califica este artículo