Rinoplastia y cocaína

La cocaína es una droga que tiene un efecto analgésico y vasoconstrictor, y cuando es inhalada produce una reducción importante e intensa en los vasos sanguíneos de la mucosa nasal e impide la circulación en la zona.

Cuando el consumo de cocaína es habitual, la falta de circulación en la nariz ocasionará primeramente la aparición de costras, luego perforaciones del tabique nasal desviándolo, y también en el tejido muscular nasal del cartílago y por último del tejido celular subcutáneo y la piel, trayendo como consecuencia grandes perforaciones y mutilaciones nasales.

rinoplastia y cocaina

Nuestro organismo busca protegerse de este ataque y comienza una lucha por cicatrizar y retraer las partes blandas de la nariz y la cara, esto ocasiona que el rostro y la nariz se deformen, impidiendo la movilidad de la nariz y provocando alteraciones respiratorias.

Las perforaciones septales producen un ruido al respirar y mucha molestia a quien las padece, esta es una causa por la que los pacientes acuden a consulta con un otorrinolaringólogo, y son una de las principales secuelas del consumo de cocaína.

Se le debe explicar al paciente, lo que ha desencadenado su adicción y si decide realizarse una rinoplastia, deberá cambiar sus hábitos de vida definitivamente, ya que de no hacerlo, aunque se le practique una reconstrucción nasal y facial, el cartílago volverá a dañarse y se perderá el trabajo realizado.

La incompatibilidad que existe entre la rinoplastia y el consumo de cocaína es muy grande, esto no lo entienden las personas que son adictas a esta sustancia, como tampoco entienden que si no cambian sus hábitos de vida pueden encontrarse en riesgos muy graves.

La rinoplastia es una cirugía que intenta cambiar la forma de la nariz y toda su estructura, se modela o reseca la mucosa, los cartílagos y el hueso, ocasionando un cambio sobre la circulación de la sangre de toda la zona, generando cicatrices internas y un cambio en la estructura de la nariz, función y soporte.

Alteraciones nasales que pueden provocar el consumo de cocaína

Como se dijo anteriormente, esta droga es una de las principales causantes de las perforaciones septales, ya que producen una vasoconstricción muy fuerte en las vías nasales, esto a su vez inflama la mucosa produciendo una rinitis, y llevando a la persona que la padece a abusar de las gotas nasales, que también son dañinas generando un circulo vicioso dañino y más que perjudicial, en consecuencia genera sequedad de la mucosa, forma costras, infección y el hurgamiento en la nariz crea un gran daño en el tabique nasal.

Alteraciones estéticas que pueden provocar el consumo de cocaína.

Entre las alteraciones estéticas que produce el consumo de cocaína, esta el daño que causa al tabique nasal, que actúa como soporte al dorso de la nariz y a medida que aumenta el tamaño de la septa nasal, el respaldo de la nariz pierde apoyo y se va abollando (como la nariz de un boxeador), la punta pierde fuerza al no tener algo que la sostenga y se distancia la columela.

¿Qué pasos debe plantearse un consumidor de cocaína al realizarse una rinoplastia?

Como principal paso esta eliminar por completo el consumo de cocaína u otra droga o fármaco, un cambio de vida es realmente necesario, alejarse de los círculos sociales que lo impulsaron a hacer este tipo de consumo, es muy importante.

Se debe vigilar, certificar y realizar un seguimiento médico y psicológico, avalado por una Organización Antidrogas, donde analicen y avalen que el paciente dejo de consumir la droga.

Integrar a la persona a una vida familiar, laboral y social sana y permitirle estar protegido y alejado de las drogas, para no caer en tentaciones.

Cuando estos puntos estén claros y se hayan mantenido bajo fiel cumplimiento por los menos durante 8 meses o 12 meses, se podrá plantear que tipo de intervención es la más recomendada para el paciente.

Estudios a realizarse antes de la rinoplastia y mecanismos a evaluar.

  • Realizarse un TAC nasal de alta resolución y RMN en 3D.
  • Evaluar los mecanismos necesarios para dar de nuevo soporte a la zona nasal.
  • Evaluar la cobertura nasal mucosa. (se usará mucosa nasal de zonas sanas)
  • Evaluar usar soporte cartilaginoso auricular.
  • Evaluar usar cobertura cutánea. (tejido sano de las mejillas)

De esta manera el cirujano podrá cambiar la estética nasal y obtener un resultado armonioso con la cara del paciente y eliminar definitivamente las huellas dejadas por el uso de la cocaína.

Realizarse este tipo de cirugía reconstructiva implica gran esfuerzo por parte del médico, y compromiso por parte del paciente, ya que como se ha mencionado en varias oportunidades, de seguir con el hábito de consumo, se perderá el trabajo y esfuerzo realizado por el cirujano plástico.

Es muy duro para el paciente cambiar sus hábitos de vida, pero no imposible, y tristemente en gran parte de los casos, dichas pautas y cambios de vida no son cumplidos por los pacientes y algunos cirujanos, ocasionando fracasos en esta intervención.

Rinoplastia y cocaína
Califica este artículo