Rinoplastia casera

Para muchas personas la nariz es motivo de complejos y centro de burlas y apodos, algunos la tienen curva, gruesa, grande o muy pequeña, existen cirugías que nos ayudan a mejorar en gran porcentaje los defectos y para la buena noticia tenemos a mano, la rinoplastia casera.

En el mercado actual, podemos encontrar los respingadores nasales, pero a los que nos cueste conseguirlos, les mostraremos una manera de como hacerlos en casa.

Rinoplastia casera

¿Duele realizar esos procedimientos de rinoplastia casera?

La verdad no son dolorosos, pero si son un poco molestos, mientras nos acostumbramos al uso de los instrumentos que darán forma a nuestra nariz. Este es uno de los motivos de por qué la rinoplastia casera es tan popular, los resultados son inmediatos y muy buenos.

¿Qué necesitamos para hacernos rinoplastia casera?

Existen opciones que nos ayudan a realizar una rinoplastia en casa, como lo son, los correctores nasales, que son unas pequeñas prótesis que ayudan a dar forma a la nariz, pero si no contamos con ellos, aquí te explicamos lo que puedes hacer.

Necesitas una barra de silicón fina, una vela, un cuter y un encendedor.

Lo primero que debes hacer es cortar la barra de silicón por la mitad, e irla afinando poco a poco con el cuter, dando forma redondeada con la vela a las puntas para que no moleste, ya estando dentro de las fosas nasales.

Una vez terminada y moldeada la prótesis, introdúcela dentro de tu fosa nasal y verifica que quede cómoda, si te queda muy apretada dale más forma delgada con el encendedor y alárgala más, corta los excesos.

Como dijimos al principio, los resultados son inmediatos, pero si esta técnica no te convence tampoco, mejor visita a tu médico y cuéntale con detalle que buscas y que opciones te recomienda el.

Rinoplastia casera
1 (20%) 2 votos